16 marzo, 2014

Waiting...for you.

Tus palabras eran amargas, se sentían como un puñado de sal en mis labios trozados e incluso, con un toque de limón. Tus caricias se sentían rasposas como un rallador de queso, extrañamente se sentía que no encajaban tus manos sobre mi piel expuesta. En todo lo que puedo pensar, sentir y disfrutar cuando vivo de esos momentos, es en...nada.

Se que no estoy haciendo buenas decisiones con mi cuerpo, alma y el respeto como mujer, es solo que a veces me pregunto si existen brazos, manos, labios y palabras que son exclusivos para cada piel, para sentir que encajan, para disfrutar y amar ese sentir del placer que todos presumen.

Y es que aún espero por esos detalles que encajan tan malditamente bien conmigo...
...aun espero por ti.


Lady Gwendoline
 
 
 

4 comentarios :

Kali. dijo...

Jesucristo, ¿este tipo de entradas salen de tu cabeza? ¿O son citas, canciones, etc? Porque si son tuyas te juro que te pondré un altar -literalmente-.

Lady Gwendoline dijo...

Para que me haces llorar, son completamente mías. Me encanta que te gusten tanto que quieras poner un altar, no estaría mal... Jajajaja, besos y muchas gracias.

Cristian Redondo dijo...

Me ha gustado, es una reflexión profunda. Me quedo por tu blog, tienes un nuevo seguidor.

Un abrazo!

Anónimo dijo...

Gwendoline por favor revisa tu correo ;)

Publicar un comentario

}